La guía definitiva sobre lazos

Hey lifter, hoy queremos contarte todo lo que necesitas saber sobre un indispensable en las rutinas de entrenamiento, hablamos de: lazos, combas, cuerdas de saltar o cómo desees llamarlos.

Saltar es una acción propia de los seres humanos desde el inicio de los tiempos, bien sea como diversión, recurso de supervivencia, deporte, baile, etc. Y nuestra naturaleza creativa nos haría encontrar en los lazos una herramienta de juego y deporte muy importante.

 

El lazo en la historia

Empecemos por el inicio: ¿De dónde proviene esta práctica? Es común pensar que se desarrolló hace apenas unas décadas atrás como un juego de niños o como parte de un programa de ejercicios, pero la realidad es que hay datos sobre los lazos que nos remontan hasta el año 1.600 AC en Egipto, donde sus pobladores empleaban lianas o cuerdas trenzadas de fibras vegetales en las riberas del río Nilo para saltar.

Los navegantes que llegaban observaron los juegos y llevaron la idea a todo el Mediterráneo oriental, expandiendo la práctica.

En China el uso de los lazos también es ancestral, se empleaba especialmente como diversión en las celebraciones de año nuevo, mientras que en la Grecia clásica asimismo hay registros del amplio uso del lazo, donde incluso Hipócrates, el llamado padre de la medicina, lo recomendaba como provecho para la buena salud.

Por su capacidad de dar resistencia a quien lo practica, era usado por los centuriones romanos para mantener en buen estado a sus tropas. Además, también hay registros de otras culturas antiguas usando lazos para saltar, hechos con materiales flexibles como el bambú o la caña.

Adelantándonos algunos siglos, llegamos a la década entre 1940 y 1950. Saltar lazo se hizo muy popular entre niños y niñas a lo largo y ancho de Estados Unidos, empleaban las cuerdas donde se tendía la ropa pero cuando se encontraban húmedas, ya que así la cuerda alcanzaba el peso necesario para golpear con fuerza el suelo.

Eventualmente, el uso de los lazos se popularizó mundialmente en personas de todas las edades, se crearon federaciones y asociaciones de salto, se implementaron reglas, etc.

 

Pero, basta de historia, vamos a lo que nos interesa:

La guía sobre cada tipo de lazos que podrás encontrar.

 

  • Lazo de saltar tejido: Es el que seguramente conociste de primero, el que usabas cuando estabas en tu infancia. Sus mangos suelen ser plásticos o de madera y la cuerda es de tejido o nylon. Su calidad es directamente proporcional a su bajo precio, pero son ideales para aprender o para niños que quieran jugar.Sin embargo, si se es atleta, crossfitters, boxeadores o personas que practican aeróbicos debes evitarlas porque son pesadas y lentas en el rozamiento con el aire.Tampoco se recomienda usarlas al aire libre porque al mojarse pueden acumular humedad y desgastarse en el roce contra el suelo.

 

De competición crossfit o fitness: Están pensadas para ejecutar saltos con gran velocidad. Son perfectas para realizar saltos dobles y existen en dos presentaciones: con cable de 4mm, 2,5mm, 3mm.Si eres principiante no te recomendamos practicar con las de cable de 2,5mm porque no se siente el giro y requiere mayor técnica. Decántate a iniciar con las de cable de 4mm o 3mm mientras adquieres el ritmo necesario.Las cuerdas de cable de 4mm también se recomiendan a quienes entrenan boxeo o artes marciales porque permiten fortalecer la resistencia.

 

  • Cuerda de saltar con macarrones: Sabemos que su nombre suena más a plato de comida que a cuerda de saltar, pero se debe a que está compuesta de partes plásticas seccionadas en colores vistosos. Para muchos son las más bonitas y llamativas, son empleadas en competiciones de salto por los efectos coloridos que dan.Si estás iniciando puedes practicar con este modelo, especialmente para entrenar tu oído al golpe que debe dar la cuerda contra el suelo. Su peso también es favorable en principiantes.Te recomendamos no usarlas en suelos muy ásperos para mantener su vida útil por más tiempo.

 

  • De PVC: Este es el tipo de cuerda que encontrarás en la mayoría de tiendas no especializadas, son favorables en principiantes pero no te aportarán mejoría en velocidad. Úsala para aprender los saltos básicos y luego avanza a una cuerda que te permita realizar más movimientos.Las puedes usar en cualquier tipo de suelo porque tienen buena durabilidad (dependiendo de la calidad de su material).

 

 

  • Cuerda de saltar lastrada: En este punto, tu imaginación no tendrá límites. Se pueden lastrar en los mangos o añadirle los cables con el peso que desees. Este tipo de cuerdas no son aconsejables para entrenar velocidad sino potencia, por lo que no las recomendamos para saltos dobles.Puedes usarlas como complemento para adquirir fuerza, incrementando la exigencia en el salto de manera paulatina, tal como harías con los discos. Eso sí, ten en cuenta que si eres principiante, estas cuerdas no son para ti porque su nivel técnico es elevado.Asegúrate de usarla en un suelo no muy agresivo, si la usas en interiores ten cuidado con los accidentes, por ejemplo, dañar sin querer el piso de tu apartamento.

 

Usar el modelo correcto para nuestras necesidades o disciplina deportiva es muy importante porque se evitan lesiones y baja efectividad. Algunas de las virtudes que aporta saltar lazo es que la postura se conserva erguida y las articulaciones no reciben tanto estrés. Sin embargo, ten en cuenta el proceso, como en cualquier disciplina deportiva, deberás empezar en el modo principiante y a medida que mejores puedes subir el nivel.

 

Recomendaciones

Aunque saltar lazo es una de las actividades con menor registro de lesiones, ten presente las siguientes recomendaciones:

  • Los mangos siempre deben ser cómodos para tus manos.
  • Usa ropa adecuada.
  • Realiza calentamiento y estiramiento antes de saltar.
  • Mantén la hidratación que requiere tu cuerpo.
  • Trata de saltar sobre la punta de tus pies y no tan alto, conserva el ritmo.
  • Ajusta la longitud de la cuerda para tu comodidad.
  • No te rindas, al principio puede costarte, pero una vez que dominas los básicos tienes el camino llano para seguir logrando tus metas.

 

¿Sabías que puedes crear tu propio lazo de principiante de una forma muy creativa? Nelson Barriga nos muestra una ingeniosa forma de crear un lazo a partir de materiales que todos tenemos en casa. Aprende cómo aquí.

Si ya dominas los saltos, es momento de subir el nivel, ingresa a nuestra tienda BullDog y consigue tu lazo Sr Oly o Sr Eon ¡y a saltar!

inspírate a ser
tu mejor versión

X